Instrucción de 9 de febrero de 2016, sobre cuestiones vinculadas con el nombramiento de auditores, su inscripción en el Registro Mercantil y otras materias relacionadas.

Instrucción de 9 de febrero de 2016, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre cuestiones vinculadas con el nombramiento de auditores, su inscripción en el Registro Mercantil y otras materias relacionadas. En vigor el día 16 de febrero, salvo los puntos 1, 4 y 5, cuya entrada en vigor se producirá, junto con la Ley 22/2015, el día 17 de junio de 2016.

     Se publica esta Instrucción en cumplimiento de la Directiva comunitaria y a la espera de que el nuevo RRM recoja las recientes modificaciones en materia de auditoría de cuentas, disponiendo en líneas generales lo siguiente:

1) En el marco de la función de control del cumplimiento de las obligaciones de los auditores que el ICAC quiere atribuir a los registradores mercantiles, se hace indispensable que, con carácter previo a la inscripción en el RM, comprueben que el auditor está inscrito como auditor ejerciente en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC). Los datos de inscripción en dicho Registro, así como el hecho de haber realizado la comprobación, se harán constar en el RM y en la nota de despacho.

2)  Respecto a los honorarios de los auditores, el RM no está actualmente en condiciones de fijar la retribución a satisfacer por la sociedad (el art. 267.3 de la LSC hace necesario acordarlos antes de aceptar el encargo). El registrador mercantil deberá remitir a los precios medios que con carácter meramente informativo publica el Boletín del ICAC, advirtiendo al nombrado que el importe concreto dependerá de la complejidad de la labor a realizar.

3) El plazo de los auditores designados para aceptar el encargo es de cinco días, pero los RM, de oficio o a instancia del propio auditor, podrán ampliarlo de acuerdo con la normativa del procedimiento administrativo común.

4) Respecto de las entidades de interés público, reguladas en el art. 3.5 de la Ley 22/2015, se amplían las funciones de control antes mencionadas tanto a las obligaciones de rotación externa (límites temporales de designación del auditor) como interna (que no recaiga siempre en la misma persona física la condición de firmante dentro de la sociedad auditora).

5) El Colegio de registradores deberá remitir telemáticamente al ICAC una relación de las entidades inscritas que hayan depositado cuentas acompañadas de un informe de auditoría.

6) Los RM deben dejar constancia de las notificaciones por falta de depósito de cuentas para que el ICAC pueda instruir el correspondiente expediente sancionador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s